Desarrollos inmobiliarios y fraccionamientos

Desarrollos inmobiliarios y fraccionamientos

Según lo establecido por la fracción V del artículo 17 de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI), son Actividades Vulnerables la prestación de servicios de construcción o desarrollo de inmuebles en los que se involucren operaciones de compraventa, y los servicios de intermediación en la compraventa de inmuebles, por lo que quienes se dediquen a estas actividades son sujetos obligados del régimen de Prevención de Lavado de Dinero y deben dar cumplimiento a las obligaciones previstas en la LFPIORPI y en su normativa secundaria.

En lo que respecta a esta actividad vulnerable, desde la entrada en vigor de la Ley -Septiembre de 2013- a Diciembre de 2016, sólo presentaban Avisos a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) los constructores de inmuebles cuando realizaban la venta, y los intermediarios inmobiliarios en todas las operaciones en las que intervenían. Esto debido a que la UIF sólo había emitido el formato para la presentación de esos Avisos, pero no existía un formato para que quienes desarrollan inmuebles presentaran sus Avisos.

El 16 de Diciembre de 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la Resolución de la UIF por la que se adiciona el formato oficial para la presentación de los avisos de que quienes desarrollan inmuebles y fraccionamientos. Esta Resolución entra en vigor el 2 de Enero de 2017, fecha a partir de la cual se deberá cumplir con la obligación de presentar los Avisos correspondientes a los actos u operaciones realizadas a partir de ese día.

A partir de ahora los constructores están más observados por las autoridades fiscales ya que el objetivo de los nuevos Avisos que se deben presentar a partir de 2017, es informar a la UIF quién aporta los recursos con los que se realizan los desarrollos inmobiliarios, cuánto es lo que se aporta, en qué fecha se hace la aportación y de qué forma (en dinero o en especie), de tal manera que la UIF sabrá quiénes son las personas que están detrás de las inversiones con las que se efectúan dichos desarrollos inmobiliarios, si intervienen prestanombres y si el origen del dinero es lícito.

Los desarrolladores de inmuebles y de fraccionamientos en lotes deben contar con asesoría especializada con el objetivo de cumplir con las múltiples obligaciones en materia de Prevención de Lavado de Dinero y evitar que se les impongan las multas que están previstas en la LFPIORPI, las cuales pueden llegar a ser millonarias, y también para evitar ser relacionados con operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero).

About Alejandro Ponce Rivera y Chavez

Ha impartido innumerables cursos y conferencias en distintos foros: inmobiliarias, constructoras, contadores, distribuidoras de vehículos, joyerías, empresas de blindaje, arrendadores, notarios públicos, casinos, etc.

Post A Comment